¿Para qué sirve?

¿Para qué sirve?

La Acupuntura se puede utilizar en casi todas las patologías. Pero los efectos más directos se ven en las patologías funcionales, es decir, donde aún no existe una lesión orgánica. Es espectacular que un dolor que haya estado produciendo un sufrimiento considerable desaparezca en unos segundos, como por ejemplo, sucede en muchos casos de ciática. En otros casos hay que esperar algunas sesiones para sentir mejoría, como en personas hipertensas. Al trabajar la energía, al tiempo que se trabaja sobre la patología por la que el paciente ha venido, se está trabajando sobre la energía de todo el cuerpo. Muchas veces los pacientes comentan que una afección que no estamos tratando específicamente ha desaparecido, ya que la energía del cuerpo en su totalidad ha mejorado.

Si alguien padece una lesión de una válvula cardiaca, y quiere ser tratado con acupuntura. Se podrá mejorar su estado general, y tal vez, conseguir que no evolucione más, pero no se puede volver a la normalidad ese tejido lesionado. Sólo podría ser curado por medio de la cirugía.

En muchas ocasiones me han consultado por Internet sobre patologías que están siendo tratadas por supuestos terapeutas, ya que al paciente le han prometido curarle un cáncer o el SIDA. Todos debemos luchar contra la práctica de esos individuos, que lo único que buscan es beneficiarse de la desesperación y la desgracia. Distrayendo en esos casos de un tratamiento más adecuado y con mejores posibilidades de éxito.

En casos en que no exista una lesión orgánica, la acupuntura es muy efectiva. Se utiliza con éxito entre otras patologías en:

Tan seguros estamos de nuestra técnica y sus resultados, que ahora le proponemos un trato en relación al dolor.
Si a la tercera sesión no se le ha aliviado su dolor, se le devuelve íntegramente el dinero de las sesiones, sin más preguntas.
Si está de acuerdo, llámenos.
m4s0n501